Saludos al valiente Pueblo Brasileño

Conocí y trabajé con muchos Brasileños en los tiempos que trabajaba la minería de Oro y Diamante (huyéndole a la persecución laboral de los majunches democráticos) de los suramericanos con los cuales he podido estrechar lazos, los más parecidos en su idiosincracia a nosotros son los Brasileño(a)s(según sea el caso, claro con sus salvedades.


Así pues que estoy enterado que nuestros vecinos Brasileños aparte de fútbol también se saben arrech... y despues para calmarlos no es fácil. En estas montañas nadie procuraba tener problemas con ellos, pues cuando se suscitaba un enfrentamiento donde participaba un Brasileño el resultado era trágico: ellos no usan los puños, ni los pies para defenderse, lo de ellos es faca (cuchillo) y facón(machete).

La Presidente de Brasil copiando el Modelo Español

Pensó nuestra camarada que con la retórica clasista y revolucionaria podía cerrar hospitales, escuelas, quitarles o reducirles el presupuesto (buscando los reales para construir stadium) y nuestros vecinos se quedarían tranquilos, así como han hecho con el pueblo Español; venderles una ilusión (el futbol) y alimentarles el ego (somos los mejores y más grandes futbolistas).




En Brasil también hay hombres y mujeres con testículos y ovarios de principios fuertes y nobles capaces de enfrentar la perversidad

El que no lo quiera creer que se percate de lo que está sucediendo, ya el pueblo está en la calle, sediento de justicia y con ganas de darle un pare a la corrupción administrativa y a los gastos injustificados en la supuesta pasión del Futbol, a los stadium no va el pueblo a jugar, es simplemente una forma que ha inventado la burguesía brasileña aliada con el gobierno, para continuar saqueando el erario público y mantener al pueblo hipnotizado.

Ciudadana Dilma procure satisfacer las peticiones del pueblo, ahorita es el momento, de lo contrario se acabará el pacifismo

En estos primeros días el pueblo solamente esta tanteando la capacidad dadora del Gobierno y su disposición a corregir el rumbo; según el discurso de la Presidente, se pudo apreciar que la Presidente está en sus cabales y no se apreció en su retórica la disposición a corregir, por tal motivo el pueblo sigue en la calle y no regresará hasta no ver colmadas sus pretensiones de comenzar a edificar una sociedad donde el centro de sus políticas sea el hombre.

Llamado al Pueblo Brasileño a no aflojar

Desde esta tribuna les hago el llamado a no recular, costó mucho tiempo para que el pueblo brasileño tomara esta decisión, veanse en el espejo del Pueblo Español, aflojaron y el gobierno los emburró.
Publicar un comentario en la entrada